Eran gatilleros unos chamacos.

Los gatilleros muertos eran menores de edad, todos con domicilio en SLRC.

De las pandillas pasaron a ser parte de la delincuencia organizada; se convirtieron en sicarios.

Los tres jóvenes abatidos por las fuerzas armadas la tarde el domingo son menores de edad.

Armando y Moisés contaban con 17 años de edad, y Alex tenía solo 14 años, pero ya maniobraba un rifle de asalto AK-47, comúnmente conocido como Cuerno de Chivo.

Momentos antes de enfrentarse a la policía, los tres Jovencitos participaron en una balacera en la calle 12 y avenida Mazatlán, donde quedó un hombre de 32 años muerto.

En las redes sociales decenas de amigos se duelen de su muerte, dividiendo opiniones a favor y en contra.

Hasta el momento las autoridades estatales no han revelado la identidad de los tres gatilleros que fueron detenidos en el valle de San Luis tras las balaceras que dejaron saldo de cuatro muertos.

En el interior de la camioneta se encontraron cinco armas de fuego, tres largas y dos cortas, además de una bolsa con dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *